Introducción

El objetivo inicial de este trabajo era muy simple. Tan simple como buscar respuesta a una pregunta:

¿Cuál es la relación entre la carga y la masa de una partícula?

Suponemos que la materia ordinaria está compuesta de partículas elementales con las propiedades de poseer carga eléctrica y masa. En este trabajo asumimos los principios e hipótesis de la Mecánica Clásica Relativista.

La respuesta al igual que la pregunta es simple, deducirla ocupa algo más de una página escrita y sólo es necesario usar las Leyes básicas de la Física y el Álgebra elemental, pero las consecuencias que se derivan de ella van más allá de lo que en principio se puede suponer:

La relación entre la carga y la masa de una partícula, lleva a unir dos apartados de la Física hasta ahora separados: Electricidad y Mecánica.

Así pues el concepto de carga eléctrica veremos que no es necesario para explicar los fenómenos eléctricos y su lugar se verá sustituido por parámetros puramente mecánicos de las partículas.

Esta unión entre Mecánica y Electricidad lleva  a  explicar la invariancia de la carga eléctrica frente a las transformaciones de Lorentz, la equivalencia entre masa inerte e inercial y además nos proporciona herramientas que relacionan las fuerzas gravitatorias con las electrostáticas. Finalmente propondremos un modelo del Cosmos reducido únicamente a espacio y tiempo.

No vale la pena perder el tiempo en desarrollar una forma alternativa de explicar los fenómenos físicos, para ello ya tenemos modelos suficientemente buenos y contrastados prácticamente.

En este sentido este trabajo aporta suficientes elementos nuevos o no explicados por las actuales teorías, como para justificar su difusión.

El mérito es de las viejas ecuaciones de la Física Clásica y de aquellos que las formularon. Realmente aún tienen mucho que decir.

Barcelona, agosto de 2004